Inicio

13 ago. 2010

¿Primarias o circo mediático montado para intentar revertir el hundimiento electoral de Zapatero?


Lo más rocambolesco de este show de primarias fabricado por la maquinaria electoral del PsoE es que se ha montado apoyado en unas encuestas que ha encargado Zapatero y solo él y su guardia pretoriana conocen. Primarias que huelen a estrategia electoral con propaganda mediática gratis (que a mí ya me tienen hasta el níspero) y de rebote las utiliza para intentar, aprovechándose de la resaca del mundial de futbol, desviar de las voluntades cándidas los problemas graves y reales que arrastramos y que tan mal está solucionando.
Y que me dicen del culebrón de la Trini, que empezó negando que fuera a presentarse como la candidata de Zapatero y que ella no sabía nada de encuestas, a decir que su trabajo solo pasaba por continuar en el ministerio de Sanidad, para a renglón seguido proclamarse candidata triunfal a ganar las elecciones a la Comunidad sin haber ganado las primarias. Primarias que tengo claro que ya tenían acordadas y programadas (y sabiendo que las ganará la candidata impuesta) al margen del paripé del órdago del Secretario General del PsM Tomás Gómez a Zapatero, pues el objetivo es tener entretenida a la militancia con encuestas, con quién ganará, quien sube, quien baja, que dirigentes votaran a uno u a otro (aunque el final gane quien gane sea el mismo, fracaso) quien lava más blanco, quien es más fotogénico, Viva el PsoE, Viva el PsM, vamos a ganar, Trini Presidenta, oe, oe, oe…
Para mí esta estrategia de Zapatero de usar este cartucho electoral para intentar revertir el descalabro que las últimas encuestas del CIS le dan a nivel nacional, autonómico y local le va a servir de bien poco, incluso diría que si se le escapa de las manos le puede salir el tiro por la culata, y motivos hay. Primero porque no nos olvidaremos de sus imperdonables errores negando la crisis y que ha estado engañando a los ciudadanos diciendo que no ha tenido y tiene más remedio que aplicar lo contrario de lo que los ciudadanos votaron y por lo que él fue elegido, cuando sabe que podría haber tomado decisiones más justas, como hacer pagar la cuota de responsabilidad a los causantes de la crisis, que no son otros que los que se forraron con ella y encima se ríen de él y se cagan en su partido. Segundo, porque no nos olvidaremos de sus fracasos y sumisiones (crisis que Zapatero juró y perjuró que siempre haría recaer en los mismos que ahora le acarician el lomo por sus imposiciones impopulares mientras les exime de pagar por lo que nos están haciendo) y tercero, porque no nos creeremos el cuento de la lechera de que su impuesta candidata ganará la Comunidad de Madrid y, por gracia divina y sin que medien ideas y programas, esto será el revulsivo para que él mismo gane a Rajoy.

Zapatero sabe que va a perder en las próximas campañas electorales (por mucho que los ciudadanos que nos consideramos de izquierdas sepamos que no será por meritos de un ultraderechista Pp instalado en el odio y la obsesión por obtener el poder al precio que sea) pues se lo ha ganado a pulso, pero como buen hijo heredero del PsoE (que no el Histórico PSOE) solo busca que al menos la derrota en todos los frentes (que éstas sí pronostican todas las encuestas oficiales y oficiosas) sea como les gusta al PsoE perder, agarrado de la teta del BIPARTIDISMO más descarado. La obsesión de Zapatero es que sabedor que pierde lo quiere hacer como su mentor Felipe González, perder con una dulce derrota al margen de los cadáveres políticos, sociales y laborales que deja por el camino. Que recuerde Zapatero que el 29 de septiembre le espera una Huelga General que le pondrá en su sitio haciéndole bajar de la nube dulce donde vive instalado (y que no podrá evitar que sea un éxito y el inicio de más respuestas sindicales y sociales contundentes contra sus impopulares medidas que le provocaran sangrías de votos) por más show mediáticos que monte para mayor gloria de un PsoE en caída libre, en votos, en ética y en dignidad.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails