Inicio

8 ago. 2010

RTVE no RESPONDE


La Defensora del espectador, el oyente y el internauta de RTVE Elena Sánchez ha contestado este domingo en "su programa" que emite TVE2 (evidentemente forzada por la multitud de quejas que recibió) a los blogueros que nos quejamos en masa por lo que en "principio" se pensó que era una censura en toda regla. Y visto lo visto (pues he visto íntegramente la información) las explicaciones dadas por la representante de los informativos, Alicia Gómez Montano, son más propias de una cínica que se regodea en su fechoría que la de una profesional que ante las evidencias, como mínimo, debería pedir perdón además de responsabilidades con nombres y apellidos por los cúmulos de errores técnicos y humanos cometidos (que no se cree nadie con opinión propia) y que según ella fue la suma de esto lo que impidió la emisión de la noticia.

Las dudas que tenía de que fue premeditada la "omisión" de la manifestación del 27 de junio donde participaron miles de ciudadanos como colofón a la I Asamblea de la Refundación de la Izquierda que celebró IU durante todo ese fin de semana me parece ahora más verosímil que antes de la emisión del programa, las dudas que tengo de que la Defensora y de los responsables de los informativos son en realidad los defensores de la voz de su amo me provocan más dudas, después de ver como daban explicaciones que no explicaban nada, dudas que a medida que se daban las explicaciones y como se daban se iban convirtiendo en indignación.

No aclaró la Defensora porqué siendo el grueso de las quejas el mismo día 27 de junio contestó con un e-mail a los afectados casi un "mes después" (20/7/2010 a las 13:23 h.) y no sacó la noticia en "su programa" del 2 de julio (alguien que no sea tan mal pensado como yo y se crea la versión infantiloide rayando en el vasallaje que han usado para tapar el cinismo de la Defensora y los responsables de la censura que TVE hace a IU seguro que aceptaría unas excusas más o menos así: Tardamos tanto en contestar las quejas Elena Salgado porque el servidor por culpa de la multitud de quejas estuvo todo el mes bloqueado, y segundo: No se emitió la queja en el programa del día 2 de julio porque con tanto despropósito descarado y el follón montado se traspapelaron las imágenes) y tampoco aclaró el porqué una noticia relevante no merecía una cámara en directo como así lo hacen para otras noticias menores.

Es una tomadura de pelo que merece dimisiones, autocritica y rectificación y más viniendo de un programa que en la práctica debe defender a los ciudadanos que nació (gracias al Estatuto del Defensor del Espectador, Oyente y Usuarios de Medios Interactivos por acuerdo del Consejo de Administración de RTVE en 2007) como un espacio mensual cuyo objetivo esencial es el de escuchar a los ciudadanos para, tal como indica su Estatuto, garantizar nuestro derecho a una televisión pública de calidad, plural, veraz e imparcial para dar respuesta a las opiniones y quejas de los ciudadanos con las contestaciones de los "responsables" directivos y profesionales del Ente. Dice Elena Salgado en el e-mail que me envió que incluiría nuestras quejas en el Informe que trimestralmente realiza para el Consejo de Administración, pero ¡digo yo! si en el programa todavía se han permitido el lujo de advertir en tono "paternalista" que si la información que se da de IU se hiciera por criterios de porcentajes en función de la representatividad parlamentaria (obviando la representatividad electoral y que es la tercera fuerza del País en número de votos) en vez de por un criterio meramente informativo, IU saldría mucho menos en Televisión. ¡Acabáramos! si somos unos privilegiados que nos quejamos sin razón. La verdad es que con estas explicaciones que nos da la Defensora y visto en perspectiva (vienen elecciones cruciales) lo mejor es que no envíe la queja al Consejo de Administración pues igual le hacen caso y para ver noticias de IU lo tendremos que hacer en su canal de YouTube. En pocas palabras, la Defensora se despachó las quejas en un par de minutos (todavía habrá que darle las gracias por el tiempo usado en "su programa" hablando de IU) eso sí, palabras escogidas con una falsa pero muy cuidada escenografía recargada de simpatía y amabilidad, pero que dejaron al descubierto a unos cocineros rencorosos dando infumables explicaciones cuando han sido pillados infraganti escupiendo un lapo en el puchero y en vez de asumir la culpa nos salen con: Nuestras lentejas las come el que quiere, el que no quiere, las deja.

Que el 80% de la información que dan las televisiones públicas es para los dos grandes partidos es obvio, que ese 80% sea para apuntalar la monarquía (sin opiniones críticas) el sistema neoliberal y el bipartidismo (aquí estarían confabulados más del 90% de los medios de comunicación privados) y que el 20% restante sea para en la mayoría de los casos evidenciar y poner de manifiesto los errores de IU, criticar a los sindicatos y ningunear a otros partidos minoritarios censurando o manipulando cuando la noticia puede incidir positivamente ante los ciudadanos, demuestra hasta qué punto ha llegado la descomposición ideológica y ética del PsoE y su entorno de estomagos agradecidos. También demuestra lo obvio de la utilización de los medios de comunicación públicos a favor del Gobierno de turno, pero no por obvio hay que dejar de recordar que es una manera muy rentable y barata a costa de todos los ciudadanos para que le cuadren los intereses electorales de Zapatero moldeando voluntades para que las encuestas que le cocina el CIS no sean tan merecidamente adversas, sobre todo por su flanco izquierdo.




 

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails