Inicio

14 ago. 2009

La ayuda a los más débiles.

Eso es lo que ha estado vendiendo Jose Luis Rodríguez desde que estalló la crisis (según él no era tal) a los ciudadanos con una clara intencionalidad electoralista. Pero a nada que apliquemos la vieja sabiduría popular y sus sabios refranes: Por sus actos los conoceréis, se puede llevar a la conclusión que el Gobierno, y por contagio directo el PsoE han defraudado una vez más a los que según ellos mismos predicaban por sus altavoces mediáticos, ninguna culpa han tenido. Solo desde una extrema debilidad ante los poderes económicos del Gobierno se puede explicar la eterna claudicación de los dirigentes del PsoE (a no ser que la realidad pasa porque los dirigentes de este partido en cuestiones económicas y laborales en muchas ocasiones pasen al Pp por la derecha) pues en esta ocasión es cuando más se han lucido. Estaban dispuestos incluso a aceptar algún tipo de rebaja de impuestos a la CEOE, además de ceder ante las ETT´s, y lo más importante, si no se hubiese roto el ¿Dialogo Social? por la avaricia y el juego sucio de la CEOE con la complicidad activa del Pp, para septiembre lo que proponía la derecha económica y política era ni más ni menos que una reforma del Mercado Laboral dura, que el Gobierno no negó, ya que todas las declaraciones habidas y por haber de los responsables del PsoE solo decían: Que ahora no era el momento. Y si seguimos con la sabiduría popular y rascamos un poquito, viendo todo lo que el Gobierno ha ofrecido a la “regeneración” de la banca y las ayudas a las grandes empresas así como la rebaja de impuestos a las grandes fortunas como por ejemplo los 1800 millones anuales del Impuesto del Patrimonio, o la rebaja en los tramos del IRPF, etc., suman muchos miles de millones de euros, miles de millones que comparado con los exiguos por no decir ridículos 420 euros que se les dará a los parados que acaben sus prestaciones de desempleo esto supondrá un gasto de unos 400 millones. Sinceramente, si alguien se cree que esto es una ayuda y no una limosna, es que entonces seguramente no tiene ni idea de lo que una familia puede hacer con 420€ al mes. Seguramente para algunos miembros del Gobierno esto les vale para sacar pecho cara a sus votantes ( otra cosa son sus bases del partido que lo van a tener francamente mal para defender, por muy fieles que sean, esta especie de tomadura de pelo) pero si seguimos hurgando un poco más, podemos apreciar que esta medida se toma temblando y mirando de reojo las caras de los que de verdad mandan, por un lado les dicen que como Gobierno tienen que tomar medidas, como mínimo para contrarrestar al Pp y para parar el desgaste que la crisis les está provocando, pero por otro lado al poner condiciones a la ayuda de caridad (los que se acojan a ellas además de cumplir requisitos típicos para rebajar las listas de los posibles damnificados, tendrán que hacer cursos obligados) les están diciendo a los poderosos que no va a cambiar la estrategia laboral de palo (grande y mucho) y zanahoria (pequeña y a veces caducada) que ya instauró los gobiernos de Felipe González con sus políticas desreguladoras del mercado laboral. Conclusión y parafraseando a Cayo Lara: Se exime de más impuestos a los ricos que la ayuda que se dedica a los más empobrecidos, a lo que yo añado, con una brutal desproporción.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails