Inicio

17 ago. 2011

Gracias a dios ¿Es una frase hecha dicha sin “maldad” o proselitismo clerical?



  

Quién no ha escuchado nunca la frase “Gracias a dios”  venga o no a cuento. En conversaciones con la familia, los amigos, en el trabajo, con los vecinos, en la tienda de la esquina o en cualquier conversación, siempre hay quienes encuentran un hueco para mentar al que los católicos denominan todopoderoso, buscando la esperanza vana o superar una tristeza propia o ajena. Para los que utilizan a dios es la panacea, la cura de fierabrás de todos los males habidos y por haber, ante cualquier desgracia provocada por las acciones del ser humano o por causas naturales ( guerras, terrorismo, accidentes nucleares, aviación, tren, asesinatos en masa, aglomeraciones humanas, por terremotos, tsunamis, volcanes, huracanes, inundaciones, pandemias, hambrunas, etc.,) les es igual toda la destrucción creada, que mueran  cientos de miles de seres humanos, les basta que se salven unas pocas víctimas, sobre todo en situaciones casi imposibles que los medios de comunicación nos presentan como ¡Oh, Dios! ¡¡MILAGRO! ¡ para por instinto automático usar la coletilla recurrente y apelar a dios por encima de todas las cosas dándole las gracias sin sopesar en la burrada contradictoria que se está diciendo. ¿Gracias a dios porque se salvan unos pocos a costa de cientos? Esto es de locos, vamos, como mínimo es para hacérselo mirar por unos buenos siquiatras.

La verdad es que no soporto estas coletillas, gracias a dios, por dios, así lo habrá querido dios, dios te lo pague,  que dios te bendiga, etc., tiempos ha lo toleraba como un mal menor con el que tenía que convivir sí o sí cada día, hoy en día no lo puedo evitar, es algo superior a mí, no me da la gana de callarme y solo hago unas pausas excepcionalmente cuando la ocasión lo requiere, que suele ser por respeto cuando me invitan a una ceremonia religiosa o en los velatorios. Cuando interpelo a las personas (con sorna pero con gracia) que tan alegremente usan a dios y les intento hacer ver que según las escrituras dios pedía que no se usara su nombre en vano,  o lo más lógico, que si dios es tan poderoso y quiere nuestro bienestar  debería actuar antes de las catástrofes, la enfermedad, el asesinato, etc.,  al final, con unas escusas u otras (más descerebradas si cabe) terminan aceptando con otra coletilla que ahonda todavía más mi indignación: “Lo digo porque es una frase hecha” y se quedan tan frescos. La verdad es que ante el absurdo preferiría que me contestaran con un: Lo digo porque creo en dios o porque me da la gana, aunque esto claro está diera paso a una contestación por mi parte seria, rigurosa y por supuesto nada graciosa.  

Yo veo lógico que cualquiera pueda decir lo que le venga en gana, faltaría más, también acepto que  haya ciudadanos que por la “educación católica” recibida se aferren a su fe para intentar curarse las heridas ante las desgracias, pero por la misma regla de tres se me debe aceptar que ante tamaña  estupidez dicha en público y con la clara intención de que todo el mundo la oiga, mi dignidad me obligue a contestar, y lo hago para defenderme, porque no acepto que sibilinamente se me imponga unas ideas en un espacio público, y porque ante todo vivo en un Estado de Derecho con una Constitución aconfesional que me protege (mejor dicho, me debería de proteger pues está visto que los que gobiernan nuestras instituciones son más papistas que el papa) ante la injerencia y la imposición de una creencia personal que debería ser del ámbito personal y reservado al ámbito privado o en sus lugares de culto, en fin, que no estoy dispuesto aceptar “gracias a dios” como animal de compañía y ni mucho menos como frase hecha dicha sin “maldad”.   

Para mí, digan las milongas que digan los recurrentes a las frases hechas a cuenta de dios, es proselitismo puro y duro. Quien lo hace porque dice que lo hace sin maldad y porque le sale sin pensar, ya le contesto que aunque en su fuero interno así lo sienta, es falso, pues la realidad es que lo dicen anteponiendo su fe para simple y egoístamente sentirse bien consigo mismo, o lo que es peor, porque son talibanes/as beat@s y dan así rienda suelta a su catolicismo militante moldeado a golpe de doctrina eclesiástica con el objetivo proselitista de salvar al rebaño de ovejas (ateas, masonas, homosexuales, etc.,)  descarriadas. También es proselitismo el “vaya usted con dios” “por dios” “estará en la gloria con dios” “que dios se lo pague” “porque así lo ha querido dios” etc., proselitismo como todos los productos que la iglesia saca fuera de los templos, como las procesiones o las romerías, o como la visita de Benito XVI costeada con los impuestos (100 millones de €) de todos los ciudadanos sean o no creyentes, eventos que la iglesia saca a las calles con la clara intención de incidir en la sociedad, algo que sería licito si lo pagaran íntegramente los fieles de esa religión aún admitiendo que la institución que representa la iglesia católica es antidemocrática y misógina, encubridores de pederastas y de corruptos adictos al dinero y cuyos postulados primitivos que predican son reaccionarios y que durante siglos tanto daño han hecho en la salud mental de las sociedades.

De lo que estoy del todo convencido es que tendré que soportar un aumento de las coletillas (o-dios-as) sin “maldad” después de que se acabe la fiesta de la JMJ (Jornada Mundial de los Jetas) que le han montado estos días al jefe del Vaticano y a sus “simpáticos” y “amorosos feligreses” (aunque algunos se exciten con las opiniones de los obispos y quieran salvar al mundo de los maricones antipapa aplicando lo de a dios rogando y con el mazo dando provocando un atentado con productos químicos en la Marcha Laica que se estará celebrando hoy en Madrid, más información en: Publico) son tan soberbios que no se han preocupado por mantener una mínima ética para no faltar a la verdad “bautizándola” Jornada Mundial de la Juventud Católica, es decir, como lo que es, un evento para los católicos. 

El Papa que viene mañana defiende lo contrario de lo que la iglesia ha escrito de “Cristo”, es el papa de los ricos, de la iglesia que hace ostentación de la opulencia,  es la que defiende a dictadores según la conveniencia, y además viene a nuestro país privilegiada por un gobierno del PsoE que logrará con su habitual pragmatismo institucional vomitivo (y para más “Inri”) allanar más el camino del Pp a la Moncloa, mientras José Bono (entre otros altos dirigentes católicos del PsoE como el actual alcalde de Zaragoza o el ex­-alcalde de A Coruña) se regocijarán en su beatería besando el anillo papal. Por lo pronto ya he decido que a partir de ahora, y para reforzar mi autoestima ante el acoso mediático clerical con la “misión” de “reconquistar” España que nos espera, solo me despediré con un: Hasta otra, hasta mañana, hasta pronto, hasta luego, nos vemos, que tenga un buen día, que le vaya bien, etc., y un largo etcétera de despedidas, que se pueden usar sin tener que mezclar en las conversaciones sociales churras con cirios, o lo que es lo mismo, la realidad cruda y dura de la vida contra la mojigatería beata y miedosa con la que los crédulos se enfrentan a la vida.


2 comentarios:

Nynaeve dijo...

Yo creo que el lenguaje es uno de los pilares sobre los que se basa nuestra "humanidad". Por eso, soy muy beligerante, por ejemplo con el machismo en el lenguaje.

Durante casi dos años, lo que hacen los niños, es ser una esponja. Es la época en la que más somos capaces de absorver y si en ese momento, nos cuelan, de rondón, machismo, homofobia, religión... luego es mucho más difícil evadirse de ello. Porque entre otras cosas, casi no somos conscientes de que nos lo han inculcado.

Buen post ;-) yo también comparto.

Relatando desde el Bajo Llobregat dijo...

Bienvenida y gracias por participar y compartir Nynaeve.

Te cuento:
Nos lo cuelan de rondón y lo que más me revienta, con prepotente alevosía. Y claro, no es por casualidad la inculcación del "machismo, la homofobia y la religión" (y el libre mercado, el consumismo, la aceptación de la resignación ante la crisis, etc., etc.,) es por supuesto premeditada, planificada y con el ánimo de imponerse y perpetuarse, ayudado con una maquinaria potente como son los medios de comunicación.

El PsoE lleva años haciéndolo fatal, y para algo bueno que hace como fue crear el ministerio de igualdad, a la mínima y como es habitual en un partido pragmático que ha olvidado su historia y que todo lo reduce a conservar el poder, va y se raja. Pero mucho me temo que cuando entre el Pp va a ser una regresión a la España casposa mucho peor.

Un abrazo compañera.
Salud, Memoria y República

Related Posts with Thumbnails