Inicio

10 jul. 2011

No me llames Rubalcaba, llámame Lola, la nueva #FórmulaRubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba durante su primer discurso oficial como candidato.- EFE


"Alfredo para los militantes" les soltó Rubalcaba a un grupo de militantes cuidando hasta el último detalle escenográfico delante de las cámaras de televisión, yo se que todos me llaman Rubalcaba pero yo seré desde ahora Alfredo para los militantes, todo esto se produjo cuando ya era el candidato oficial a la Moncloa por el PsoE y después de haber desmontado las primarias y con ellas a la ministra de Defensa, la Sra. Chacón. Esto me recordó la canción de Pastora que dice en su estribillo: No me llames Dolores, llámame Lola (No me llames Rubalcaba, llámame Alfredo) la que siempre va por Barcelona (Madrid) buscando follón, ésta y no la que nos quiere vender el Maquiavelo Alfredo Pérez Rubalcaba es la #FórmulaRubalcaba.

Y dice el demagogo que propondrá un cambio electoral al estilo alemán, sabiendo que esto solo es posible cambiando la Constitución, ¡Vamos! un nuevo brindis al sol de un caradura que junto a la maquinaria a la que han convertido el PsoE manejan los mensajes electorales para decir mentiras pero que se guardan las espaldas con el As en la manga de echarle las culpas como siempre a los demás de sus incumplimientos, renuncias y complicidades.  Una mentira más de un defensor del bipartidismo a ultranza que a votado siempre en contra de cualquier iniciativa de los partidos minoritarios para cambiar la ley electoral  y que ahora viene con el cuento electoralista para atraerse la atención de los desencantados abstencionistas que han castigado al PsoE y ofreciendo algunas propuestas de los acampados del 15M para mediáticamente atraerse el voto de este sutnami ciudadano.

¿Porqué no pone en práctica lo que propone, YA? ¿Quién puede creer a los que se han pasado por el forro su programa electoral haciendo lo contrario y lo más dañino para las clases populares y los trabajadores.? Quedan meses para las próximas Elecciones Generales, y mientras, Alfredo para los electores, se afañará en hacer guiños de izquierdas a los ciudadanos que aterrorizados y desprotegidos (además de indignados) por sus políticas derechistas les han abandonado, y querrá poner todo el empeño en volver a ilusionar, pero fracasará, pues no es, ni será creíble pues entrará en una esquizofrenia con la bicefalia entre las propuestas con un programa "progresista" (a la medida de lo que quieren oír los ciudadanos y ciudadanas) que desparramará demagogicamente el candidato Alfredo y la cruda realidad de la práctica del día a día del Gobierno Zapatero contentando a las élites pudientes.

Rayará en lo absurdo y lo esperpéntico que mientras Alfredo hablé de subir impuestos a las rentas y de reponer el Impuesto de Patrimonio a los ricos y poner tasas a los bancos entre otras medidas falsas y populistas, el agonizante y antisocial gobierno Zapatero con Elena Salgado a la cabeza se dedicará a hacer lo contrario.  Si se pudiera grabar una película con lo que va a suceder en los próximos meses en el Gobierno y en el PsoE seguro que no podría ser otra que una protagonizada por los Hermanos Marx y el título no podía ser otro que La #FórmulaRubalcaba que vale para todo: Tengo unos principios, pero si no le gustan, los puedo cambiar por otros.

Salud y República

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails