Inicio

30 may. 2011

Apuntes Paripatéticos, de Ian Gibson.

Este domingo en el diario Público he leído un artículo de Ian Gibson  donde hace una desafortunada (por interesada y partidista) reflexión del hundimiento electoral del PsoE en las recientes elecciones municipales, exonerándolo de toda culpa (no hace ni una crítica del porqué de la debacle del PsoE) endosándoselas a IU en particular y a la izquierda en general. Que diga que se la cae el alma al suelo cuando lee que, en Extremadura, Izquierda Unida podría negar su apoyo al PsoE y permitir de esta forma que gobierne el Pp (da por hecho lo que todavía no ha sucedido por lo que ya se intuye quienes son las fuentes de donde bebe el articulista) y no leerle ni una línea dirigiéndose y exigiéndole al PsoE autocrítica, rectificación y compromisos de izquierdas para recobrar la credibilidad que han destrozado, y transparencia, dialogo y mucha, mucha humildad para encarar una nueva etapa ante un hipotético acuerdo entre PsoE y IU, ya demuestra que es lo que de verdad intenta Ian Gibson, un cheque en blanco para tapar las miserias del que ya hace mucho tiempo que perdió el crédito de los ciudadanos, dejando entrever que IU tiene que acatar sin más lo que pida el PsoE, porque si no, será el Apocalipsis social y toda la culpa recaerá en IU.  

¿Qué hay que impedir que el Pp gobierne donde la izquierda pueda sumar? por supuesto, hay muchas formulas y una de ellas puede ser que Fernández Vara no siga siendo el Presidente de Extremadura como primera medida regenerante para que empecemos a creernos que el PsoE asume su cuota de responsabilidad y está en disposición de girar a la izquierda, pero por supuesto no a cualquier precio, y menos para ayudar sin más a quienes han estado ninguneando a IU y a la izquierda en Extremadura con su prepotencia habitual (aunque en este caso sería chantaje) que lo piden todo a cambio de nada, o lo que sería más grave, por un par de consejerías y unas migajas más, que al final, solo servirían para que IU volviera a ser extraparlamentaria en las siguientes elecciones autonómicas. Porque lo que se olvida interesadamente Ian Gibson es que a IU en Extremadura no la han votado los ciudadanos y ciudadanas para que un PsoE (todo él) desnortado y culpable de que la izquierda y la sociedad haya abrazado acríticamente el dogma neoliberal (y el bipartidismo) siga haciendo más de lo mismo con los mismos que nos han llevado al desastre actual. 

La propuesta que presenta Gibson de hacer un Frente Común Progresista para las Elecciones Generales de 2012 acogiéndose a los pasados hechos históricos de la II República poniendo como ejemplo el Frente Popular podría ser muy aceptable (hay que reconocer que existen algunos paralelismos de lo que está sucediendo hoy y lo que pasaba en España y en Europa en los años 30 del siglo XXI, paro, racismo, crecimiento de los partidos fascistas, etc.,) si antes empezara a cambiar el nombre por “Frente Común Izquierda Plural” y después nos explicara ¿cómo se puede llevar a la práctica un Frente Común con un Partido Socialista Obrero Español que ha dilapidado su historia en pro de apuntalar un régimen monárquico bipartidista, girando ideológicamente (en la teoría y en la práctica) a la derecha y que como nos han reiterado (sin fisuras, prietas la filas) no van a enmendar su error ni un ápice, si no todo lo contrario? Es paradójico que nadie en el PsoE haya movido un dedo para oponerse a la derechización y la aplicación de leyes antipopulares y ahora se metan navajazos para estar (ellos) bien posicionados ante el post-Zapaterismo para mantener la poltrona.

Lo primero que hay que preguntarse es ¿En base a qué programa y propuestas y con qué credibilidad para generar confianza entre los ciudadanos (cuando han incumplido casi íntegramente su programa electoral) se puede presentar a los ciudadanos (desafectos y abúlicos como dice él, pero que sería más justo y decente decir, perplejos, incrédulos e irritadamente indignados) el partido que ha dado el mayor hachazo a los derechos laborales y al Estado del Bienestar en la historia de la democracia? ¿Qué esperanza se puede esperar del Partido que se ha opuesto a la Reforma Electoral, el de la reforma laboral que ha aumentado los años del tiempo de cotización de 35 años a 39 y la edad de jubilación de 65 a 67 años, ha recortado los salarios a los funcionarios, congelado las pensiones a los jubilados, el que aprueba por ley que una empresa con decir que prevé perdidas pueda despedir, el que deja que empresas con beneficios despidan a miles de trabajadores, el que se opuso a la dación por la pérdida de la vivienda propuesto por IU-ICV, subió el IVA, ha dado más poder a la banca, los especuladores y la CEOE, se caga con la Memoria Histórica dejando caer en las garras de los más ultras de la judicatura al Juez Garzón y apuntala la decadente monarquía y un largo etc que me guardo por ahorrar espacio y ahorrarme la nausea.?

¿Qué podemos esperar de un partido que no ha tomado ninguna (ni una sola) medida para devolver la soberanía institucional a la representación popular contra el poder de los especuladores, para meter mano a los paraísos fiscales, al fraude fiscal? ¿Y qué medidas se puede esperar de un PsoE que no ha movido ni una ceja para que las élites culpables de la crisis paguen vía impuestos y cárcel para los responsables que se han beneficiado de la burbuja del ladrillo, que mientras han arruinado y están arruinando a cientos de miles de familias siguen cobrando sueldazos y bonos euro-supermillonarios con el Banco de España mirando para otro lado? ¿Puede ser creíble un partido que ha pasado por la derecha al Pp y que sigue presumiendo que seguirá con las reformas antisociales con un líder nacional deslegitimado que si tuviera ética y dignidad (la credibilidad la perdió tiempos ha) ya hubiera dimitido por sus reiteradas mentiras, y unos barones que solo se preocupan de mantener sus privilegios personales ante vientos, mareas y tempestades?

A mí no se me cae el alma al suelo porque no soy creyente, pero sí que se me caen los huevos al suelo de ver como una persona inteligente (y presumiblemente de izquierdas) como Ian Gibson flagela a IU con un remedio, el Frente Común, que en otras condiciones sería lógico y posible y todos podríamos con más o menos matices aprobar, y lo proponga fallando “interesada y a sabiendas” el diagnostico, es decir, omitiendo la raíz de la enfermedad, el neoliberalismo crónico que se ha infiltrado ( lo inició Felipe González) y que ha corrompido ideológicamente a la inmensa mayoría de la dirigencia del PsoE. Yo no quiero que gobierne el Pp, ni en Extremadura ni en otro lugar de España, pero si queremos que la extrema derecha no gobierne, no lo podremos evitar haciendo responsable exclusivamente a Izquierda Unida de un problema heredado del PsoE, la pelota está en el tejado de los máximos responsables de que España se haya teñido de Azul, Zapatero y los que por acción u omisión lo han permitido. Quien tiene que mover ficha no es IU, que a nadie a engañado y que se presentó con su programa y sus compromisos no a una vuelta ciclista a España para hacer de gregario si no a unas elecciones municipales y autonómicas, consciente que no iba a ganarlas, pero soberanos para defender con dignidad y honradez los intereses de sus electores, y por descontado los de la ciudadanía, y no para ser rehén ni muletilla de nadie.

Que mueva ficha quien tiene que moverla, el PsoE, que ponga encima de la mesa sus propuestas, que desde IU-V-SIEX y dentro de su soberanía y mirando siempre los intereses de los extremeños y extremeñas seguro que sabrán lo que tendrán que decidir y aprobar, pues ellos son los únicos que conocen la realidad que viven cada día y que más interesa a Extremadura y los extremeños (no confundir con lo que más interesa al PsoE o Fernández Vara) y si se equivocan o aciertan, siempre serán los ciudadanos los que en última instancia tengan la última palabra, pues el suicidio colectivo que apocalípticamente nos vende para las elecciones generales de 2012 por mucho que lo quiera intentar colar como una causa que afectará a toda la sociedad extremeña, española y del mundo mundial, es en realidad el suicidio colectivo del PsoE. Y apostillo, si el PsoE no rectifica, yo me alegraré que ese suicidio se traduzca en un correctivo social como el que obtuvo la UCD en 1982 y de lo que quede de la izquierda sea recogido por IU o por una nueva Izquierda Alternativa ilusionante y que de esperanzas de que otras políticas (de izquierdas) son posibles, pero donde desde luego no tendría cabida un partido (ni sus voceros y estómagos agradecidos) que hoy por hoy es una mala copia del Pp y el cáncer de la izquierda.

 
Y que conste que soy partidario en caso de no llegar a un acuerdo con Fernández Vara de que IU les vote sin contrapartidas como mal menor entre tener que elegir que gobierne la ultraderecha o la derecha, y más teniendo claro que el PsoE de Extremadura no votaría a IU para presidir y dirigir la comunidad autónoma si se da el caso (por su obcecación de no rectificar) de que el Pp se pudiera imponer por mayoría simple. Así se podría comprobar en estos cuatro años (suponiendo que hubiera quedado alguien en la izquierda después del suicidio colectivo que pronostica Ian Gibson) quien es quien y quien defiende qué.




3 comentarios:

Víctor C. dijo...

Hola Nicolás,

Resulta sorprendente que Ian Gibson, hombre culto, historiador y con sentido común, crea que la izquierda está en el PsoE. No es así al menos a día de hoy. Y por tanto, me "choca" que Ian Gibson crea que una buena opción es la de un "Frente Popular" para 2012. Me choca al igual que a ti porque ¿Cómo formamos ese Frente Popular? ¿Con qué partidos de Izquierdas podríamos contar para formar un frente? Como bien dices, podemos comparar el panorama actual con el de los años 30 del siglo XX en lo relativo a brotes racistas y ultraderechistas pero lo que no podemos comparar aquí en España, y creo que en ningún país de nuestro entorno a los partidos socialistas de hoy en día con los partidos socialistas de entonces, y lo que tenemos claro es que el PsoE de los años de la República nada tiene que ver con el de la actual pseudodemocracia.

Saludos.

gormenghast dijo...

pero que esperabais de este paniaguado ( perdon cocido en cerveza....) este dira lo que quiran sus amos
alucino como se tiene respeto intelectual a estos guirys de medio pelo porque junten 4 letras sobre NUESTRA guerra civil
aqui no escribimos sobre su diaboliko imperio pero tendriamos volumenes y volumenes para contar

cuanto antes le cerreis el grifo a Publico y al mass media tontiprogre antes sereis libres
es por pura higiene mental


PD yo gobernaria con el PSoe a muerte....lo del programa programa programa del 95 fue el mayor error tactiko y estrategiko de don julio junto a la pinza andalusi
no repitais los errores

obreroysocialista@gmail.com dijo...

Hola Víctor.
Los posicionamientos a favor del PsoE de este historiador ha sido lo usual en sus artículos, lo que más me choca de los artículos que le he leído son sus fuertes críticas al Pp a cuento de todo lo que concierne a la guerra civil, y sus silencios a los silencios de un PsoE que juega con el tiempo para que se pudra en el olvido la memoria de nuestra historia reciente. Pura contradicción de Gibson

Y lo del Frente Popular, es una ocurrencia del señor Gibson, lo utiliza como cebo para pescar despistados a sabiendas que es un imposible, y solo hay que fijarse como trata de criminalizar y culpabilizar a IU para ver sus verdaderas intenciones.

Como tu bien preguntas ¿Cómo formamos ese frente Popular? la respuesta está clara, con este PsoE que se ha convertido en una máquina electoral y que se le puede calificar de casi de todo menos de izquierdas, imposible, y después de la elección de Alfredo Pérez Rubalcaba como nuevo líder, el más difícil todavía.

Un saludo Víctor.

Para gormenghast:

El PsoE se ha hecho el Harakiri y algunos, entre los que se encuentra Ian Gibson, todavía no se han enterado.

Yo no gobernaría con el PsoE como algo impuesto por lo divino de lo politicamente correcto y menos si solo beneficia al PsoE y no a la sociedad.

La única pinza que ha existido y existe es el bipartidismo monárquico y económico entre el Pp y el PsoE. PPSOE. IU no es ni debe ser muletilla de una falsa izquierda.

Gobernar con el PsoE a muerte... o gobernar con quien te puede llevar con él a la muerte. Difícil dilema ¿No crees?

Gracias por dejar tu opinión.
Salu2

Related Posts with Thumbnails