Inicio

8 sept. 2010

La Huelga General del 29-S es justa y necesaria, pero ¿Y después del 29-S qué?



Justa y necesaria porque debe ser el inicio que desmonte las patrañas, mentiras y manipulaciones que practica el Gobierno, y el final, de un neoliberalismo que nos lleva a la ruina, a condiciones laborales del siglo XIX y al colapso del planeta.

En junio de 2009 cuando se barruntaban las extremistas y antisociales medidas de ajuste que Zapatero ha acabado por imponer (y estamos sufriendo en su radical giro a la derecha que según dicen tendrá continuidad por dos o tres años más) los globos sondas del Gobierno y los sucesivos desmentidos o matizaciones se sucedían casi a diario. Recuerdo que los medios de incomunicación de aquellas se hicieron eco de una consigna que lanzó y propagó Zapatero y que le sirvió como salvavidas para parar el primer golpe a su traición a la palabra que prometió a los trabajadores y que a la postre ha servido para demostrar que además de traidor, Zapatero es un peligroso y reiterativo embustero. Decía Zapatero que, él, sabía quiénes eran los culpables de la crisis y que los débiles no pagarían los platos rotos. La consigna voceada por los medios para hacerla pasar por verdad, fue a cuento de que no tenía más remedio que tomar medidas duras por el interés del futuro del Estado del Bienestar de España para los próximos 20 años, y que si ahora él, pedía sacrificios al pueblo (excluyendo a banqueros, especuladores, empresarios estafadores como Gerardo Díaz Ferrán, evasores fiscales, la iglesia, el costo de la guerra y la monarquía entre otros intocables, como las SICAV) lo hacía recordándonos (chantajeando con la gran mentira) que él, como Presidente del Gobierno ha sido el que más derechos a dado a los trabajadores de todo nuestro periodo democrático.


Desmontando la Gran Mentira.

Zapatero no es el que más derechos a dado a los trabajadores en toda nuestra historia democrática, todo lo contrario. Los trabajadores íbamos al alza en derechos hasta que se firmaron "Los Pactos de la Moncloa" primer paso donde se empezó a desmontar la organización sindical de clase y a imponer las primeras medidas neoliberales pergeñadas por Abril Martorel, el segundo paso fue la Ley Básica de Empleo, dónde se instauran las primeras ayudas directas a las empresas rebajándoles las cuotas a la seguridad social y con incentivos económicos directos a las empresas que crearan puestos de trabajo fijos (fijos que hay que recordar que lo eran pasados los 15 días de contrato de prueba.) Es la Ley que cambia la duración de las prestaciones, las cuantías y los periodos que dan derecho a las prestaciones. Antes de La Ley Básica de Empleo un trabajador tenía derecho por seis meses cotizados, el 80% de su salario bruto los seis primeros meses y el 70% el resto hasta un total de 18 meses, más una ayuda a los parados que acabaran las prestaciones de: 6 meses más (si no recuerdo mal la ayuda era de 16 ó 18 mil de las antiguas pesetas sobre un salario medio de 50.000) prorrogables otros seis meses.

Esto eran derechos que teníamos reconocidos los trabajadores en la España de finales de los 70 y principios de los ochenta donde el movimiento sindical arrancó en ese corto periodo más derechos y beneficios a la patronal que en todo este tiempo. Por eso cuando Zapatero dice que su Gobierno es el que más ha hecho por los derechos de los trabajadores en todo el periodo democrático, me cabreo (más que cuando oigo la demagogia y las manipulaciones de la CEOE o el Pp) y más cuando ha sido el PsoE el artífice de la mano del socioliberal Felipe González (no se extrañe nadie si después del descalabro electoral montan un nuevo partido al estilo del Partido Democrático de Italia) el que más reformas laborales ha protagonizado, aprovechándose de las reconversiones salvajes. Recuerdo lo populista y demagogo que llego a ser este individuo y me lo recuerda entre otras una anécdota que pasó cuando se empeño en quitar las ayudas a los hijos en la nómina (puntos creo que se llamaban y era una miseria) usando lo peor de sus peroratas electoralistas: Los puntos son una rémora del Franquismo y hay que cambiar todo lo que provenga de ese régimen, dijo, y se quedó tan pancho, eso sí, no le dio por hacer una Ley de la Memoria Histórica, ni quitar los monumentos y emblemas del franquismo, ni separar iglesia y estado, etc.,.

¿Y qué decir del "novedoso" y revolucionario Plan-E?

El Plan-E de ayudas a los ayuntamientos para que crear puestos de trabajo ha sido una mala copia de lo que se consiguió en el año ochenta (gobernando Adolfo Suarez) por parte de CCOO (UGT se negó a participar, de hecho en esa época se negaba a participar en cualquier movilización) con la convocatoria de la I Marcha Contra el Paro, marcha que recorrió todas las localidades del Bajo Llobregat y culmino con una gran concentración delante de la Generalitat. Hay una anécdota de ese día que recogieron muchos medios de comunicación: Cuando ya se había logrado que el Conseller de Traball, Joan Rigoll (actual presidente de la fundación que construye y dirige el negocio de la Sagrada Familia) recibiera una delegación de los participantes de la Marcha Contra el Paro, ante los ánimos de crispación in crescendo que se respiraban en la Plaça San Jaume intentaron cerrar la puerta principal de la Generalitat, lo que precipitó que los manifestantes creyendo que nos estaban aporreando a los que estábamos dentro (algo que efectivamente estaba sucediendo) intentaban impedir que los guardias cerraran la puerta y estos a su vez se mataban a dar porrazos a diestro y siniestro, lanzando botes de humo a la multitud, al final y a pesar de este altercado fuimos recibidos por el Conseller y fue la puntilla, dado que el conflicto se estaba desplazando a otras comarcas e iba al alza, lo que obligó a Suarez a poner en marcha el primer Plan Contra el Desempleo, que se materializó en una aportación de 1300 millones de la época para los ayuntamientos de la comarca, aportación que después se fue ampliando a otras autonomías.

No se puede obviar que de aquellas las brigadas de los ayuntamientos (barrenderos, jardineros, mantenimiento de la vía pública, basureros, etc., eran contratados directamente en plantilla por los ayuntamientos, pues no existían las actuales subcontratas de las empresas privadas. De aquellas, mi ayuntamiento logró crear cerca de 200 puestos de trabajo anuales (200 X 6 meses trabajados X 18 meses de desempleo + 6 meses del 70% del salario mínimo al acabar el paro X 6 meses prorrogables más) que además de ayudar directamente a los parados les ofreció una protección (derechos perdidos) que ya quisiéramos que los sindicatos hoy lo pusieran en la mesa como punto mínimo de partida en las negociaciones, a ver qué cara se le pondría y como defendería sus mentiras el que dice que ha dado más derechos a los trabajadores en toda la etapa democrática.

El Estatuto de los Trabajadores se aprobó en 1980 con una fuerte contestación sindical por parte de CCOO y más tímida (como casi siempre) de UGT, sindicato que fue el primero que lo aprobó, como casi siempre también. Durante el primer Gobierno de F. Gonzalez éste se dedica a adoptar cambios en la ley unilateralmente, siendo las movilizaciones de 1985 las más radicales, pues se intentaba colar a los sindicatos la reforma de las pensiones, por estas fechas Nicolás Redondo S. General de UGT empezó a distanciarse del Tándem SocioListo González-Guerra (¿Por cierto, dónde ha ido a recalar el socialisto Solchaga?) hasta su renuncia al escaño en 1986 viendo lo que se veía venir para los intereses de la clase obrera. Y en el año 1988 se le montó las primeras Huelgas Generales, esta vez en contra del Empleo Juvenil donde se acuño lo de: Que jubilen a los fijos con buenos salarios para que sus hijos ocupen sus puestos por salarios de mierda, algo que va a suceder ahora pero multiplicado.

Para mayo de 1992 se le monta al PsoE de los 100 años de honradez la Huelga General contra la Reforma Social (reducción de las prestaciones de desempleo) y el Proyecto de Ley de Huelga de media jornada de duración, y en 1994 por la Reforma Laboral, conocida como la Huelga del Decretazo y dónde más sustancialmente se le mete mano al Estatuto de los Trabajadores. En CCOO se da el relevo a Marcelino Camacho y es sustituido por Antonio Gutiérrez, éste junto a Cándido Méndez serán los artífices del Dialogo y la Concertación Social (Paz Obrera a cambio de algo de Estado del Bienestar) que durante los últimos años del populista y demagogo F. González apuntalan a su Gobierno, después apareció un Gigante en altura y un Enano en Defender los intereses de los trabajadores (Fidalgo) que se encargó muy mucho de sus propios intereses (Gobierno Aznar 1996-2000) a costa de dilapidar derechos de los trabajadores, hasta que no tuvieron más remedio por la presión de los trabajadores que montarles al Pp una Huelga General en el 2002. Esta Huelga fue la Huelga que fracasó antes que empezara, según Alfredo Urdaci, aunque las imágenes que la televisión Ppública del Pp ofrecía decían todo lo contrario, como así ocurrió.

En definitiva y resumiendo.

En nombre del socialismo se cargaron el marxismo, en nombre de la socialdemocracia, se cargaron el socialismo, en nombre del progresismo se han cargado la socialdemocracia, el sindicalismo de clase, la izquierda y a un PsoE que no lo reconoce ni la madre que lo parió.

Como no les paremos los pies a esta burguesía avariciosa e insaciable y a sus cómplices por acción (neoliberales) y por omisión (progresistas que se autodenominan socialdemócratas y, que no nos olvidemos que la burguesía es la causante de la crisis y que nada han pagado todavía gracias precisamente: A un Gobierno socialdemócrata) que quieren imponer en meses lo que no han logrado en años. Reitero, como no les paremos y les demostremos que no somos sumisos borregos (como ellos) dispuestos a ir al matadero, nos impondrán lo que les venga en gana y más. El 29-S tiene que ser un éxito total y el inicio de retomar las movilizaciones con contundencia, tanto como se merece las antisociales y cínicas medidas que están tomando.


Y quiero dejar claro que no será suficiente que la Huelga General sea un éxito, pues aunque sea un éxito después del 29 de septiembre la izquierda alternativa tiene que recoger el guante y aprovechar la ocasión de la Huelga general para sentar las bases (y de una vez por todas estar a la altura de las gravísimas circunstancias) para la unidad de objetivos y acción, sacudiéndose los personalismos y todos los ismos para al calor de las movilizaciones crear la alternativa a un PsoE claudicante y que demanda y se merecen los ciudadanos en general y los trabajadores y las capas más débiles de la sociedad en particular.  

1 comentario:

Coliflores dijo...

Convocatoria: Bloque Anarquista en la Manifestación de la Huelga General del 29-S. Madrid

El 29 de septiembre de 2010, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han convocado una huelga contra la reforma laboral. Exactamente 20 días después de que fuese aprobada, es decir: sin posibilidad alguna de cambiarla. Esta huelga está convocada tarde y mal; parece hecha casi aposta para que sea un fracaso, y eso es lo que será.

A pesar de esto y en vista de cómo pinta el panorama, nosotrxs, como tantxs otrxs, creemos que la única forma de aprovechar la convocatoria de huelga general del 29-S es convertirla en un punto de partida para empezar a cambiar la situación a la que nos han llevado todos estos años de conformismo, comodidad y dejar hacer a los sindicatos. En nuestra opinión, en primer lugar deberíamos arrebatarles a los sindicatos la huelga del 29-S y recuperarla para los trabajadores, los parados, los estudiantes, etc.

Por eso hemos decidido convocar un Bloque Anarquista en la mani de los sindicatos el 29 de septiembre, para mostrar nuestro rechazo a la reforma laboral y al papel cómplice de los sindicatos en todo este tinglado pero, sobre todo, para mostrar nuestro compromiso con una lucha que tenga como objetivo la defensa de nuestros intereses como trabajadores, desempleados o estudiantes a punto de serlo, y que se base en la solidaridad, la acción directa y la autoorganización. Ni queremos lavarle la cabeza a nadie, ni hace falta ser anarquista para ir al bloque; es un bloque abierto al que está invitado todo el que quiera mostrar su compromiso con esta lucha.

Sólo es un punto de partida, como podría serlo cualquier otro… porque, al fin y al cabo, está todo por hacer…

www.huelgageneral29s.org

Related Posts with Thumbnails