Inicio

3 jun. 2010

Chiss, chiss que viene que viene, chis, chiss…

Que viene que viene el momento más oportuno y extraordinario para la Reforma Laboral.


Dice el Presidente del Gobierno una mentira más cuando hoy amenaza a los sindicatos y a los trabajadores y nuestras familias que la reforma laboral es necesaria y que se aprobará con o sin acuerdo con los agentes sociales. Dentro del cúmulo de mentiras a la que nos tiene acostumbrados, como cuando dijo que la crisis que no era tal para desdecirse con otra mentira recalcando que no era tan grave como decían, que gracias a que teníamos un sistema bancario fuerte (otra mentira) y superávit en la seguridad social adornado con algunas mentiras más, estábamos en mejor situación de afrontar los problemas que la mayoría de países contaminados por las hipotecas basura, y mentira sobre mentira, mentía y miente como un poseso cuando dijo y dice que su Gobierno con él como baluarte nunca dejaría ni dejará de lado a los más débiles ni permitiría que los trabajadores pierdan derechos.

Que la reforma laboral es necesaria para contribuir a crear empleo y reducir el paro podría ser creíble si el Secretario General del Partido Socialista Obrero Español no quisiera volver a mentirnos una vez más y en vez de alinearse con los que se han hinchado a ganar (están ganando y ganaran) sin perder ni aportar, sin pagar nada de la crisis que ellos han creado, la CEOE, impusiera una reforma laboral desde posiciones socialdemócratas donde los contratos temporales los rebajara a su mínima expresión y penalizando y grabando todos los contratos que no sean indefinidos metiera mano a la economía sumergida y a los defraudadores subiendo los impuestos a los ricos que poco o nada están sufriendo la crisis, pues así no solo podría ser creíble es que podría ser hasta apoyada y si me apuran aplaudida por los que llevamos mucho tiempo desayunándonos con el dolor de nuestro presidente ante el sufrimiento que es consciente que nos está infligiendo.

Es increíble (por estúpido) que esta nueva afrenta a los trabajadores nos la venda como única fórmula para incrementar el trabajo indefinido, querer hacernos creer que abaratando el despido se logrará aumentar el empleo rebajando el paro y el trabajo precario es ya para que muchos que están cebando a unos dirigentes topos de los neoliberales dentro de ese engendro que se autodenomina PsoE se lo piensen muy seriamente, pues esto es el colmo del cinismo. No me extrañaría que una vez que Zapatero ha sucumbido a sus propias mentiras su paranoia le lleve a creerse que ya puesto a inmolarse por España en el paquete de medidas meta también la jubilación a los 67 años, además, como al final los sindicatos no tendrán más remedio que ir a la Huelga General siempre podrá utilizar esta tan socialista imposición para negociarla con los sindicatos a la baja para que las demás medidas aparezcan como más socialdemócratas.

Con el decreto a los pensionistas y los funcionarios ha consumado la brutal cirugía con cuchillo de palo al Estado del Bienestar y la pérdida de calidad de los servicios públicos, ha desintegrado la S de Socialista. Con la imposición por decreto de esta reforma laboral nuestro Presidente del Gobierno y Secretario General del Partido Socialista Obrero Español ha confirmado la traición a la clase obrera que debería representar, ha convertido la O de obrero en un agujero negro, agujero que se está tragando al partido. Dijo en una de sus mentiras más (y peor) escenificada que esto lo hacía profundamente dolorido, asumiendo, haciendo suya la (su) gran putada social, acatando sin pestañear lo que los banqueros y grandes empresarios le están imponiendo. Hoy, aprovechándose de los buenos datos del descenso del paro dice (sin mencionar que está dolorido, todo lo contrario) que es un dato esperanzador y que este es el momento extraordinario más oportuno porque los datos del paro y el empleo evolucionan favorablemente, y que se aprobará con o sin acuerdo con los agentes sociales en el Consejo de Ministros del próximo 16 de junio.


Yo solo tengo una cosa clara que decirle al señor presidente de los ricos y a la gente de izquierdas hartos de las mentiras y del inmovilismo (por no decir pánico) en el que está instalado el PsoE: que este es el momento extraordinario más oportuno para hacer una Huelga General. Y el siguiente momento más oportuno sería cuándo  todos los cientos de miles de votos que el PsoE va a perder por su deriva derechista no se pierdan en la abstención y en un mal castigo al PsoE votando a un Pp corrupto que solo le interesa el Ppoder para seguir con sus tropelias y en caso de poder gobernar haría exactamente lo mismo, cargar la crisis contra los trabajadores. Este es el momento más extraordinariamente oportuno para que los que se sienten de izquierdas tengamos claro que solo apoyando las iniciativas y votando a IU se podrán defender nuestros derechos y combatir las imposiciones de la dictadura de los mercados, la Dictadura del Capital.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails