Inicio

10 may. 2010

El diagnóstico de la enfermedad del monarca, no me la acabo de creer.



Hay algo en todo lo relacionado a la intervención quirúrjica del monarca que no me acaba de cuadrar, que no me convence. Según hemos podido ver en los medios de comunicación la familia real parece que no estaba enterada de la intervención, por lo menos esa es mi impresión pues menos la reina, todos estaban fuera, y creo que aunque la familia real es algo tan rarita como raro es que exista hoy como institución, lo lógico (y lo mínimo) es que ante una operación tan arriesgada y/o complicada, la familia debería haber estado acompañando al enfermo, antes, durante y no a posteriori como cualquier familia normal.

Después está la parte médica donde dicen que el tumor es benigno, pero no lo han sabido hasta que no han abierto con el bisturí y han sacado una muestra del pulmón afectado para practicar una biópsia, cuyo resultado es el que nos han dado a conocer en el parte médico, un nodulo que de tener 5 milimetros pasó rapidamente a 19 y según dicen es benigno en el 99% de los casos. Resultado que yo, sin tener idea de medicina, no puedo cuestionar, supongo que si el diagnóstico es correcto algún médico, digamos, republicano o que simplemente se guie por la ética, lo podría cuestionar. Pero otra cosa diferente sería si el diagnóstico no fuera realmente el que és, y que, "realmente" para salvaguardar la "real" corona ante la incertidumbre, nos quieran hacer pasar una enfermedad por otra. Por lo pronto lo dicho por el doctor referente a su recuperación ya es un sintoma que los entendidos pueden sacar conclusiones. ¿Las mías? Sencillamente que nos están enredando.

La diferencia entre las noticias filtradas e interesadas que dieron a los españoles cuando franco se moría fue que su muerte era inmediata y tenían que acelerar el traspaso de la jefatura del Estado a un monarca de futuro incierto, y las noticias que nos dan ahora de Juan Carlos son "suponiendo" que la enfermedad del rey fuera cáncer, que el traspaso se produciría más "controlado por el monarca" y más dado la imposibilidad que le puede producir a medio y largo plazo por culpa de los efectos secundarios de la medicación de hacerse cargo de sus tareas, pues la enfermedad bien tratada con quimio, si bien ofrece buenas espectativas de calidad de vida, limita el día a día de una persona normal y en el caso del rey, por edad, no está cómo por ejemplo como uno que trabaje descargando en el muelle, pero no estará por ejemplo para hacer turismo internacional (representar a España) a cargo de los impuestos de todos los españoles.

Visto en el blog de Quien mucho abarca de Álvaro y Domin,


Y publicado en Las Malas Lenguas


Que conste que igual puedo estar equivocado, pero solo el tiempo (y las próximas y abultadas campañas de promoción de los principes) y una caña lo puede aclarar, que conste también que no le deseo al ciudadano Juan Carlos que tenga cáncer.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails