Inicio

2 oct. 2010

Se pongan como se pongan, la Huelga General ha sido un éxito.


Me importa un bledo si los voceros a sueldo de los mercados dicen que hemos participado 10 millones de trabajadores en la Huelga General o la mitad y me importa un rábano que el Gobierno de Zapatero con su ministro del paro en excedencia Celestino Corbacho digan que la Huelga ha sido desigual y que lo que toca ahora es retomar el diálogo social con la cínica y clara intención para al final ofrecer sacar tres huevos de toda una cesta podrida con docenas de medidas neoliberales. El Gobierno está ciegamente tan convencido de las mentiras que cuenta que se creen que los sindicatos van a suicidarse con ellos por la cara bonita de Zapatero para dejarles al próximo Gobierno que salga de las urnas el camino limpio de resistencia sindical y obrera, porque ellos estarán emborrachados con las bondades de sus propuestas, pero hasta Celestino Corbacho se ha ido por la tangente a pasar la resaca aprovechando que el Pisuerga pasa por Cataluña esperando tiempos mejores (igual aspira a llegar hasta la jubilación presentándose de nuevo para Alcalde de L´Hospitalet) sabiendo que el PsoE se va a descalabrar en las próximas Elecciones Generales. Si hay algo remotamente que se pueda agradecer de todas las animaladas que ha provocado y está provocando la derechización de Zapatero con la complicidad de casi todo el PsoE es que los sindicatos y el movimiento obrero han salidos fortalecidos de este embate y están en disposición de plantar cara a próximas movilizaciones. Y que nadie desde el PsoE intente echar la culpa de que pierdan las elecciones a los demás,  pues si ahora tiene a su base social grogui y está muy claro que los votantes del Pp no los votaran ni aunque juraran fidelidad al Movimiento, el segundo golpe de movilizaciones será letal para sus intereses electorales y partidistas, y reconozco, que si pierden las elecciones por culpa de lo que están haciendo, me importará un rábano, pues ellos solitos se están cavando su propia tumba, solo espero que todo lo que pierdan no se quede en la abstención y voten por IU-IC-EUiA.

Me paso igualmente por el forro que el fracasado Presidente hunde empresas de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán diga que la Huelga ha sido un “fracaso” y al mismo tiempo se contradiga diciendo que por culpa de la Huelga General al País le costará mucho más la recuperación, como si lo que dijera el “fracasado” ladrón que se cree que todos son de su misma condición tuviera alguna credibilidad y legitimidad. Y me la bufa lo que digan los medios de comunicación tanto públicos como privados que han estado actuando como piquetes rompe huelgas desde el mismo día que se anunció la convocatoria. Porque digan lo que digan, y precisamente por eso, por todo lo que han dicho y hecho para que la Huelga General fuera un fracaso para romper el espinazo a las centrales sindicales convocantes y el movimiento obrero organizado, han cosechado un rotundo fracasado.

La Huelga General ha sido un éxito de los trabajadores que han apoyado el paro jugándosela con toda la presión en contra y con el enorme esfuerzo de perder un día de sus ya precarios salarios y en muchos casos engrosar las listas de futuros parados. Éxito que debe de servir para que los sindicatos no se tuerzan y sigan por el buen camino ya emprendido, que no es otra que la que no deberían haber dejado de practicar, la organización de los trabajadores para defendernos de los ataques de los poderosos. La situación que se presenta ante la negativa de Zapatero a rectificar es un camino de movilizaciones sin tregua que solo puede tener freno si el Gobierno rectificara, advirtiendo por supuesto a Zapatero que si no hay un cambio de modelo productivo y de reparto de beneficios y perdidas, se acabó el pasar por el aro del dialogo social para beneficiar a los poderosos. El empecinamiento del PsoE de gobernar prostituyendo la voluntad popular y política (haciendo lo contrario de su programa e ideario) en beneficio de los que han creado la crisis y quieren solucionarla con las mismas recetas nos llevarán a una crisis más profunda y un aumento de la conflictividad laboral y social, por tanto, no es solo un problema laboral, es social, de clase social. La clase burguesa con la complicidad de los “socialdemócratas del PsoE quieren aprovechándose del miedo a la crisis y sus consecuencias y gracias al control de los medios de comunicación de masas transformar la vida de la clase trabajadora, quieren una “clase obrera” sumisa, quieren un ejército de nuevos esclavos para trabajar y consumir lo imprescindible con unos mínimos derechos, por lo tanto, está en juego mucho más que los derechos conquistados a base de muchos muertos y sacrificios, está en juego la propia democracia.

Solo cabe rectificar y apostar por una salida de la crisis por la izquierda con unas reformas, que sí son necesarias, pero no las del mercado laboral y de las jubilaciones que nos presentan los vividores “mercaderes” que tienen secuestrados a los gobiernos y sus parlamentos, sino la reforma del capital avaricioso e insaciable. Hay que cambiar el modelo social, es con el incremento de los impuestos directos a los mercados especulativos y a las fortunas de los más ricos donde hay que empezar a meter mano, la reforma del modelo productivo por una economía al servicio de la sociedad económica y ecológicamente sostenible, la reforma para hacer desaparecer los paraísos fiscales y los defraudadores, una reforma para repartir el trabajo y para crear nuevos trabajos invirtiendo en infraestructuras, educación, sanidad, guarderías y protección a las miles de familias que la codicia de los banqueros está haciendo que pierdan sus viviendas y a los desempleados necesitados, y apostando por desarrollar y ampliar la ley de la Dependencia, una reforma totalmente contraria a lo que presenta el PsoE en los presupuestos Generales del Estado para 2011 y que no sea el cómico maquillaje al IRPF que se han sacado como medida para contentar a su supuesto electorado de izquierdas del que todavía se están riendo los que más y siempre defraudan al fisco, pues con esto se denigra más si cabe la dignidad de los trabajadores y las clases populares, es controlando a las entidades de calificación (las que no previeron la crisis) y a las instituciones financieras (causantes de la crisis) junto a la creación de una Banca Pública que facilite los créditos a las familias y a los autónomos como podemos empezar a salir de la dictadura de los banqueros y el mal llamado y peor usado “Mercado Libre” es obligando a los mercados que su beneficio sea para el conjunto de la sociedad, tiene que ser una reforma para socializar los beneficios.

Quiero felicitar a los miles de trabajadores y trabajadoras que han secundado la Huelga General, a todos los que masivamente han participado en las manifestaciones, a todos los que han participado durante muchas agotadoras horas en los piquetes de información dando la cara (literalmente) defendiendo también los derechos a los que se las querían partir, y mis mejores deseos para una pronta recuperación de algunos de los trabajadores que han sido agredidos como el Presidente de la Fundación Pere Ardiaca, Celestino Sánchez, que fue atropellado en MercaBarna por un camionero que le golpeó con el espejo retrovisor en la cabeza (las últimas noticias que tengo es que ya está en casa pero bien molido) y mi solidaridad con Pascual Campos un joven de las UJCE que fue detenido ilegalmente en las dependencias del Corte Ingles por la policía y golpeado por esos mismos policías y por algunos de los empleados (más información aquí y aquí) del Corte Ingles.

Lo dicho, se pongan como se pongan (los dueños de los mercados y sus mariachis) la Huelga General ha sido un éxito.



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails