Inicio

29 oct. 2009

Tengo una pregunta, las respuestas, de pena

Aprovecho que dejé una entrada en el blog de “Ceros a la Izquierda” a cuenta del programa: Tengo una pregunta, y donde escueta pero como es habitual en Rafa Hortaleza razonada de una manera que provoca que se le lea con interés y se le conteste con ganas,para reproducirla casi literalmente, aquí va: Me tragué enterito el programa, la cara de cemento de Díaz Ferrán después de contestar a una participante que le preguntaba su opinión sobre los empresarios que adeudaban salarios a los trabajadores y si no creía que deberían ser censurados socialmente, contestando el patrón de patrones que efectivamente, y de cemento armado pasó a cara de titanio cuando otra participante le preguntó cómo era posible que el representante de los que deberían dar ejemplo adeudaba salarios y cotizaciones a la seguridad social, lo que contestó no merece la pena reproducirlo pero para resumirlo: si a la menor de que debía salarios, pero que era de una pequeña empresa dentro de su extenso grupo (tengo entendido que es Air Comet la implicada pero hay más)y que estaba solucionándolo, que había hasta hipotecado él y su socio las casas (una pena oyes) y que la solución estaba próxima a resolverse, lo que no dijo es que será no por las hipotecas si no, por las ayudas concedidas por el Gobierno, en fin, un fiel representante y reflejo de la profesionalización y buen saber del empresariado español (creadores de riqueza que se autoproclaman estos depredadores avariciosos.) Y está cara contrastaba con la rígida y forzada (supongo porque el nudo de la corbata le apretaba demasiado o es porque le apretaba demasiado los calzoncillos) de Toxo, contestando las preguntas que aludían a la complicidad o blandura con que trataba al Gobierno del PsoE, incluso hubo uno que le espetó que si esto no obedecía a que por culpa de las subvenciones al sindicato por parte del Gobierno esto le mantenía cautivo, y la respuesta no pudo ser más de manual burócrata sostenedor del poder establecido, primero posicionándose en mantener un dialogo social que a todas luces nos ha conducido hasta aquí, segundo por no tener propuestas para un cambio de modelo productivo y apoyar el más de lo mismo, tercero el negar la fuerza que da a los dirigentes sindicales para negociar contra una oligarquía que no quiere ceder nada de sus rentas para intentar paliar o amortiguar la crisis, una Huelga General, en definitiva, solo le faltó el pedir que se afiliaran los televidentes a CCOO, lo único positivo que le pude escuchar es la propuesta de cambiar despidos por reducciones de jornada pagando la diferencia de salario el estado. Patético su papel de moderado, muy poca crítica y muy blanda a la situación de los ERES y el chorreo de despidos en las empresas, ni una mención al chantaje de las empresas que se están aprovechando, en cambio un auto elogio por los casi mil despedidos de Opel, y ni una cita a la situación irregular del Presidente de la CEOE, la defensa de los 420€ le quedó tan ridícula que ni siquiera la cuantificó y comparó con los cuantiosos recursos públicos empleados en el rescate de los banqueros, y una apelación a que los empresarios vuelvan a la senda de la negociación que me suena y huele a mí que al final si se da en estas condiciones de debilidad movilizadora, por no decir casi nulas y las que se dan, como los 25 mil ciudadanos que se manifestaron en Figueruelas solo sirven para aceptar en las negociaciones endurecer las condiciones laborales y que en vez de 1300 los despedidos sean 900, será para que los trabajadores paguemos más y mejor el pato. En cambio tengo que reconocer que la cara de Méndez daba el pego, era la típica en él, la cara de un muñeco sonriente que tiene un disco que repite un discurso obrerista que no se corresponde con su acción en la práctica. La cara de un afable campechano cuya sonrisa y ojitos achinados más minimizados por sus gruesas gafas desvían la atención de lo que está proponiendo, que al fin y a la postre, es lo que tiene pactado con Toxo, o lo que es lo mismo y valga la redundancia, más de lo mismo. Mi opinión es que los representantes sindicales no han estado a la altura de lo que la ciudadanía esperaba escucharles, de lo que las circunstancias de millones de trabajadores, desempleados, autónomos y pequeños empresarios les estábamos requiriendo, y han perdido una oportunidad de aprovechar delante de los ciudadanos que los estábamos viendo (no sé el share pero me imagino que habrán sido algunos millones) de decirle a la Patronal públicamente y a la cara del que más cara tiene del reino (después del propio rey) que lo único que les esperará a los empresarios si mantienen a este impresentable como jefe y sus propuestas de chantaje indignantes para los intereses populares, son conflictos sociales y contestación contundente de los trabajadores con las huelgas que ellos deberían hace tiempo ya de estar convocando.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails